Vivir a la australiana

Donde sea que te encuentres ahora mismo, tendrás que volar un gran número de horas para llegar a Australia, sumadas a las horas que pasarás en los aeropuertos esperando tus vuelos de conexión, ya que pocos países en el continente americano cuentan con vuelos directos a alguna ciudad australiana (por lo general, Sydney o Melbourne).

 

Pero esta entrada no se trata de cómo mantener la cordura en un vuelo tan extenso (seguramente lo abordaremos en otra ocasión), sino de cómo ese gran sacrificio se ve recompensando al llegar a Australia y disfrutar, así sea de forma temporal, de una de las mejores calidades de vida en el mundo.

 

A propósito, ¿qué significa eso de calidad de vida? Seguro lo has leído en muchas partes. Es un concepto en el cual las ciudades australianas aparecen clasificadas como las mejores del mundo (The Economist, 2018) y, como país, Australia aparece en el segundo puesto en el índice de Desarrollo Humano de la ONU, que, palabras más palabras menos, evalúa la calidad de vida.

 

Pero dar solo cifras y porcentajes de indicadores de bienestar puede ser aburrido. Por eso queremos mostrarte aspectos en los que esta calidad de vida se hace evidente.

 

¿Cómo se experimenta realmente la calidad de vida en Australia?

 

Es decir, para un visitante, turista o estudiante internacional, ¿dónde se notará esta extraordinaria calidad de vida?

 

Pues bien, aunque estos rankings e indicadores se basan mucho en aspectos que principalmente afectan a los locales (educación básica, servicio de salud, etc.), habrá muchos momentos en que notarás y te beneficiarás de estar en un lugar en el que, en términos globales, se vive bien.

 

Y si bien estos privilegios que mencionaremos podrías encontrarlos (en mayor o menor medida) en otros países del "primer mundo", en Australia se combinan de forma excelente, y el país tiene algo especial que hace que los vivas con más intensidad. 

Transporte público

 

En cada una de las ciudades hay diversidad de opciones de transporte público en torno a un sistema integrado (con tarjetas llave) que te hará llegar a cualquier lugar a tiempo. Por ejemplo, en Melbourne y Sydney, que son verdaderas metrópolis, los trenes y tranvías son limpios, puntuales y, por lo general, no andan muy llenos, ya que hay una buena distribución de líneas y rutas. En Perth tienes la ventaja adicional de que el transporte es gratis para estudiantes (locales y extranjeros) en el centro de la ciudad. Las bicicletas de alquiler son bastante populares también y puedes tomar una aunque no seas residente, y sin necesidad de registrarte en ningún lado, simplemente pasando tu tarjeta de crédito por una de las estaciones.

 

 

Tram en Melbourne.
 

La playa

 

Aunque no a todo el mundo le guste le playa, podemos afirmar que para la gran mayoría de los seres humanos es símbolo de buen vivir, de paraíso terrenal. Si eres uno de esos humanos, te alegrará saber que todas las ciudades principales de Australia (excepto la capital Canberra) son costeras y tienen playas públicas muy cerca al centro de la ciudad, aunque a veces las mejores se encuentran un poco más retiradas. Sin embargo, St. Kilda en Melbourne o Bondi en Sydney son perfectamente accesibles en pocos minutos a través del buen sistema de transporte público que mencionamos arriba.  En Gold Coast también tendrás a tu disposición la famosísima Surfers Paradise, aunque algunos opinan que las mejores playas están al otro lado del país, sobre el océano Índico, en los alrededores de Perth, capital de Western Australia. Cottesloe (en la imagen) es buen ejemplo de ello. 


Esta abundancia de playas la encontrarás con seguridad en muchos países tropicales, pero cuando se trata de países en los que pensarías como destino de estudio, sin duda Australia es más que privilegiado. Las estaciones moderadas de tipo subtropical te permitirán gozar de más meses de playa que en otros lugares del mundo en los que también se vive bien.

 

 

 Cottesloe Beach en Perth.

 

Arte, cultura y espectáculos

 

Si eres fanático(a) de la música o de otras formas de entretenimiento, ya sea popular o "alta cultura", seguramente alguna vez has deseado estar en un lugar donde puedas ver a tus artistas y obras favoritas más de seguido. Pues bien Australia, pese a lo lejos que se encuentra, es parada obligada de grandes artistas y exposiciones de toda clase. Es un cliché eso de entretenimiento para todos los gustos, pero en Australia de verdad se cumple. 


Y si piensas que la Sydney Opera House es solo un lugar bonito para tomarse fotos, y que dentro no hay más que música clásica, no te tomes el nombre tan literal. Claro que hay espectáculos de música de cámara y opera de primer nivel,  pero, de hecho, su sala de conciertos continuamente incluye a importante exponentes de sonidos contemporáneos (rock, pop, alternativa, indie, R&B, lo que te imagines), así como espectáculos de danza, stand-up comedy, conversatorios y demás. Por supuesto, esto es solo para darte un ejemplo, pero hay cientos de venues en las ciudades principales, desde los muy masivos hasta los muy íntimos, para saborear un poco de tus expresiones artísticas y culturales favoritas. Si no hay dinero, igual no te preocupes, que los espectáctulos callejeros y gratuitos nunca faltan. Incluso, algunos museos importantes como la National Victory Gallery, en Melbourne, son de entrada libre en sus colecciones generales.

 

 Sydney Opera House.

 

Zonas verdes y parques

 

Australia es un país enorme y aún salvaje, en el sentido de solo una muy pequeña parte de él se encuentra habitada. El contaste de una sociedad humana haciéndose un lugar entre lo colosal de la naturaleza es palpable. Un enorme desierto ocupa la mayor parte del continente australiano, pero en las zonas costeras donde se encuentran las ciudades principales destaca el multicolor de las plantas y muchas formas de vida. 


Lamentablemente canguros y koalas no se pasean por las zonas urbanas (si vives a las afueras, tendrás más chances), pero verás una gran variedad de aves y otros animales pequeños rondando por allí. Hay que destacar los grandes parques que encuentras en las ciudades principales, muy bien cuidados y adaptador para la recreación humana sin poner en riesgo a las especies animales y vegetales. Además, son habituales las grandes fuentes, monumentos y demás estructuras que harán más interesante la estadía.

 

Hyde Park, Sydney.
 

Esperamos que este contenido haya sido de tu agrado. Por supuesto, hay muchos más aspectos que vale la pena mencionar sobre la calidad del estilo de vida australiano, y esperamos tenerlas muy pronto para ti. Hasta la próxima.

 

Todas las imágenes son propiedad de LAE - Educación Internacional. No usar sin consentimiento.